Semana #3: «La Libertad»

OBJETIVO

En esta semana estudiaremos la libertad que trae la justificación a través de Jesús cómo creyentes. Veremos más de cerca la relación entre la ley y la fe y lo que significa ser un pueblo obediente a los mandamientos de la Palabra de Dios. 

PREGUNTAS DE DISCUSIÓN

  1. ¿Qué viene a tu mente cuando escuchas la palabra “libertad”?
  2. ¿Qué es lo más que te agrada de la libertad?

DISCUSIÓN DEL TEXTO

  1. En los versos 1 al 5, Pablo cambia su discurso de Pedro, a su audiencia principal, los Gálatas. 
    1. El ánimo de su discurso es de frustración y enojo, señalando que ante sus ojos Jesús mismo fue crucificado. Quiere decir, que ellos habían visto de primera mano la crucifixión de Jesús. 
    2. Verso 3 continúa: “¿Tan necios sois?” ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?” 
    3. V4: “¿Tantas cosas habéis padecido en vano?” 
    4. Verso 5: Dios nos da su Espíritu por el oir con fe, no por las obras de la ley
  2. V6: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. (nota: no había sido revelado Jesús todavía)
  3. Versos 7 al 9: 
    1. Los que son de FE son hijos de Abraham.
    2. Pablo establece que a través de Abraham fue dada la ley, con el propósito de bendecir a los gentiles. Por lo tanto, el propósito de la Ley es introducir la fe, no condenar. 
  4. Verso 10: ¿Cuál es el efecto de depender de la ley? Maldición.
  5. Verso 11: ¿Por qué cosa vive el justo? Por la fe.
  6. Verso 12: La ley no es de fe. ¿Por qué? Porque dice “si haces esto, vivirás.”
  7. Verso 13: Jesús nos redimió de la maldición de la ley, haciéndose Él mismo maldición (WOW)
  8. Verso 14: El resultado: que la bendición alcance a los gentiles (la ley era sólo para los judíos)
  9. Versos 15 al 17:
    1. Jesucristo ratificó el pacto de Dios con nosotros (v15)
    2. Somos uno en Jesús, bajo Abraham (v16). Una sola simiente, de donde nacerá el Salvador. Simiente: descendencia
  10. Verso 18: La ley, la cual fue introducida 430 años después, no abroga la promesa. LA PROMESA ES JESÚS.  
  11. Versos 19 al 20: El propósito de la Ley
    1. La ley fue añadida por causa de las transgresiones (pecado) hasta que viniese “la simiente a quien se hizo la promesa” (Jesús)
    2. Fue ordenada por Dios, a través de muchos, pero Dios solo
  12. Versos 21 al 22: La ley no contradice a la promesa. La Escritura establece el precedente de la fe. 
  13. Versos 23 al 25: 
    1. Estábamos confinados bajo la ley 
    2. V24: La Ley conduce a Jesús
    3. V25: Una vez creemos, somos libres de la ley y entramos bajo la promesa. 
  14. Versos 26 al 29: 
    1. Somos hijos de Dios por la fe (todos somos creación, pero NO TODOS somos hijos)
    2. V27: Cuando nos bautizamos, los revestimos de Cristo
    3. 28: Somos unos en Cristo
    4. 29: Somos HEREDEROS de la promesa

INTERPRETACIÓN DEL TEXTO

  1. ¿Por qué es importante depender del Espíritu y no de la ley? ¿Implica esto que no tenemos que obedecer los mandamientos por la fe?
  2. ¿Es posible agradar a Dios siguiendo solamente la ley y no creyendo?

APLICACIÓN PERSONAL

  1. ¿Cómo puedes empezar a confiar en el Espíritu más que en tí mismo esta semana?
  2. ¿Conoces a alguien que necesite escuchar de las promesas de Dios?
  3. Ora esta semana por aquellos que siguen atados a la ley, o que no conocen la fe en Jesús.