Lo que causa la oración

Lo que causa la oración

Como iglesia, entendemos que la oración es la herramienta más poderosa que tenemos para poder vivir de acuerdo a los propósitos de Dios a nuestra vida. Es por eso que necesitamos entender lo que causa la oración y lo que podemos lograr como iglesia a través de la oración.

Qué es la oración

La oración es mucho más que repetir palabras u oraciones aprendidas. La oración es un diálogo entre nosotros y Dios. En Mateo 6:9-13, los discípulos le preguntan a Jesús cómo pueden ellos orar. A los que Jesús les responde:

«Padre nuestro que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre.
10 Venga tu reino.
Hágase tu voluntad,
así en la tierra como en el cielo.
11 Danos hoy el pan nuestro de cada día.
12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.
13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal[c]. Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre jamás. Amén».

Pero nunca fue la intención de Jesús que se memorizaran esa frase y que la usaran como algo repetitivo y monótono. La oración genuina y sincera provoca tres cosas esenciales en nuestra vida:

#1: La oración produce cambios

Cambiar a las personas es lo único que la Iglesia, en su misión en este mundo, puede hacer. Es el Espíritu de Dios lo que cambia a las personas, moldear el carácter, cambiar actitudes, sanar, restaurar y limpiar. Nuestro trabajo como Iglesia es únicamente facilitar el trabajo de Dios en esta tierra. Por lo tanto, es sólamente a través del poder sanador de Dios que podemos cambiar a este mundo. 2da de Corintios dice:

«Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu.»

#2. La oración produce sanidad

Sanar envuelve mucho más que nuestro estado de ánimo actual. Sanar es saber que todo dolor, amargura, tristeza es quitada por el poder del Espíritu de Dios.

La sanidad terrenal es pasajera, pero la sanidad espiritual envuelve mucho más. Cuando sanamos en nuestro espíritu, estamos quitando de nuestro entorno espiritual lo que nos hace volver al dolor en nuestro entorno carnal. El Salmo 107:19-20 dice:

«Pero clamaron a Jehová en su angustia,Y los libró de sus aflicciones. 20 Envió su palabra, y los sanó Y los libró de su ruina.

#3. La oración produce Restauración

Solamente la misericordia de Dios puede restaurar y reestablecer lo que el mundo nos ha tratado de quitar. La misericordia de Dios puede parecer imposible de alcanzar para el que no cree, pero a los que temen el nombre del Señor, se nos ha sido dada una promesa:

«Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.» Malaquías 4:2

¡Creemos que a través de la oración, Dios te puede Cambiar, te puede Sanar, y te puede Restaurar!

Guía de oración de quince minutos

Si deseas mejorar tu tiempo de oración, te invitamos a que puedas utilizar esta guía de quince (15) minutos donde podrás separar al menos 15 minutos diarios para tener un tiempo de búsqueda y comunión con Dios.